9 de septiembre, reconcentración del municipio de Jilotzingo, festividad que representa el regreso de los habitantes a su lugar de origen, ya que en épocas de la Revolución Mexicana tuvieron que huir de este territorio en el año de 1915 por las constantes batallas que se dieron y justo en la madrugada de este día, pero del año de 1918, cuando ya se había dejado de luchar, la gente que se había ido regreso para poder retomar sus vidas y una de las sorpresas con las que se encontraron, fue con una imagen (escultura de madera) de Jesús (Padre Jesús), escondida dentro de un cajón de madera y completamente intacta, a pesar de los constantes ataques por parte de los revolucionarios al templo y esta fue localizada dentro de la Parroquia de Santa Ana, desde entonces se venera esta imagen religiosa como estandarte de protección para todo el municipio y cada año se conmemora con un desfile tradicional con antorchas, banderas, gente a caballo y gritos de victoria, esto como memoria de todos nuestros antepasados, dentro de las actividades se llevan a cabo celebraciones religiosas, quema de fuegos pirotécnicos, colocación de comercio ambulante, juegos mecánicos, el tradicional jaripeo y baile de feria.

Share this post