Reglamento Vive Jilotzingo

El reglamento de visitantes establece que si se cumplen las normas todas las personas son bienvenidas sin importar raza, credo, género, condición social o económica:

  • Los niños siempre deben ser supervisados por un adulto.

  • No maltratar árboles, plantas, instalaciones o equipos.

  • No recolectar ninguna especie de animal, insecto o planta.

  • No tirar ni dejar basura. Ayude a conservar limpio el bosque.

  • Manténgase siempre dentro de los senderos.

  • Está estrictamente prohibido caminar por los senderos sin zapatos.

  • Está permitido el ingreso al bosque con mascotas. Debe llevarse sus desechos orgánicos.

  • No está permitido el ingreso al bosque con alimentos y bebidas.

  • No se permite ingresar envases de vidrio.

  • La ingesta de bebidas alcohólicas es bajo su responsabilidad.

  • No está permitido fumar.

  • No está permitido encender fogatas sin autorización ni supervisión.

  • Los objetos punzocortantes están estrictamente prohibidos dentro del bosque.

  • Para cualquier propósito científico, es necesario obtener un permiso especial para la recolección de muestras, y para hacer fotografías e investigaciones.

  • Se permiten las fotografías familiares sin accesorios profesionales.

  • No se pueden hacer filmaciones con propósitos comerciales sin la autorización adecuada.

  • Si usted viene al bosque a tomar imágenes con equipo profesional con la intención de hacer una sesión fotográfica, antes deberá pagar en el lugar correspondiente la tarifa adecuada.

  • Cualquier situación no contemplada en este reglamento, será atendida y resuelta por el personal del parque.

  • Los bultos y mochilas serán revisados por personal de seguridad.

  • Prohibido arrojar piedras u otros objetos en fuentes, estanques o lagos.

  • Las bicicletas deben circular por los caminos ya marcados, no sobre las áreas verdes y respetando el sentido de los señalamientos viales.

Lo más importante: divertirse mucho, aprender, disfrutar y cuidar de la naturaleza.

 

 

 

Jilotzingo, Estado de México